Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta
Clinica Dental Merino Cuesta

Destacados

Bruxismo

Los desórdenes temporomandibulares son un conjunto de alteraciones o enfermedades que cursan con signos y síntomas en la articulación temporomandibular (articulación entre el hueso temporal y la mandíbula, llamada  ATM), los músculos de la masticación y/o las estructuras orales (dientes, encías).

Su causa es multifactorial, puede ser debida a algunos hábitos parafuncionales como el bruxismo o el apretamiento dentario. La tensión muscular a nivel de cabeza y cuello y el estrés también actúan con frecuencia como factores iniciadores o perpetuantes.

 

Síntomas principales de ATM

  • Presencia de dolor en la ATM y/o los músculos masticatorios (maseteros).
  • Limitación de la apertura bucal y/o movilidad mandibular.
  • Presencia de ruidos articulares en la función: chasquidos, sensación de arenilla…
  • Dolor referido a oídos, musculatura cabeza, cuello, espalda…
  • Desgaste dentario, movilidad, hipersensibilidad…

 

Bruxismo

Se da cuando una persona aprieta los dientes (sujeta fuertemente los dientes superiores e inferiores) o los hace rechinar (deslizar o frotar los dientes de atrás hacia adelante uno sobre el otro).

Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello tanto durante el día como durante la noche, aunque el bruxismo relacionado con el sueño a menudo es el mayor problema, ya que es más difícil de controlar.

El bruxismo causa dolor y puede ser consecuencia de una mezcla complicada de factores:

  1. El nivel de estrés que la persona experimente
  2. Cuánto tiempo y cómo de fuerte aprieta y rechina sus dientes
  3. Si los dientes están desalineados o mal ocluidos
  4. Su postura
  5. Su capacidad de relajarse
  6. Su dieta
  7. Sus hábitos al dormir

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el rechinamiento de los dientes lo más que se pueda.

Estas férulas se utilizan en el tratamiento tanto del rechinamiento y apretamiento de los dientes como de los trastornos de la articulación temporomandibular. La férula está diseñada para mantener la mandíbula en una posición más relajada y puede ayudar a proteger los dientes de la presión que se ejerce cuando se rechinan evitando que se desgasten y queden planos.

Etiquetas de la sección

bruxismo